La Poesía como Destino: espacio personal de la escritora mexicana Marisol Vera Guerra

6.7.17

Amores fallidos

Siempre me enamoro de gente muerta
así fue mi primer amor
un tipo adicto al opio y al alcohol 
que llevaba más de un siglo en el sepulcro
les hice un poema a él y a su Raven que graznaba
sobre el busto de Palas
y me dormí con la esperanza de no despertar jamás
cosas de adolescentes
pero seguí viva
y conocí a ese chico de las muñecas fracturadas
que me dio mi primer beso
él oía voces de niñas telépatas
y yo corría detrás de su sombra por las calles nocturnas
con mis dieciséis años en el puño
era como su madre postiza
como una muleta para que no se cayera en los abismos
no cumplió su promesa de matarse si me perdía
sigue vivo
ahora mucho más viejo
y por supuesto mucho más triste
por mi parte
quería recorrer el mundo sin salir de mi barrio
el Big Bang estallaba
en la cabeza de una hormiga
en un gramo de tierra
daba igual ir a París o asomarme a mi clóset
acabé en la cama con un adicto a la coca
no es que no lo supiera
mi complejo de cuidadora de enfermos
de mujer que salva a la humanidad
de hechicera que torna aves del Paraíso a los alacranes
hizo que me quedara allí
no había ningún tesoro bajo las piedras
ninguna revelación mística ni siquiera algo vivo
porque ya dije
que me enamoro de gente muerta
es requisito estar muerto
ser un escritor con delirium tremens
o una especie de zombi
eso despierta
mi deseo primitivo de levantar cadáveres
(la necrofilia es hereditaria)
cada vez que les presento a mis padres a un nuevo novio
tiemblan
algunos escapan a cualquier etiqueta
(la psiquiatría no se hizo para ellos)
el pozo siempre puede ser más profundo
en especial en el sexto aniversario
en el año de la bestia: el tres veces grande proxeneta
que por gracia de Némesis es también flor
una flor en mi vientre
(hoy se me cayó la mitad del alma en un bote con cianuro)
debo detenerlo
debo dejar de asaltar tumbas
clavar la última estaca y marcharme
pienso esto escuchando a Cerati
(la misma canción ochentera con la que crecí)
mientras estuvo vivo no me importó demasiado
esta noche no puedo dejar de oírlo
me temo que se trata de un nuevo affaire


No hay comentarios:

Publicar un comentario